Primer embarazo: ¿qué hacer para vivirlo bien?

Depositphotos 50475469 m 2015.jpg - Primer embarazo: ¿qué hacer para vivirlo bien?

Un primer embarazo suele ser motivo de alegría para la futura madre, pero también de preocupación. ¿Estoy lista para ser madre? ¿Mi bebé está sano? ¿Qué pasa si el parto no sale según lo planeado? Además de estas preguntas, hay problemas de salud menores relacionados con el embarazo y cuestiones organizativas. Primeras compras, equipamiento, guardería… ¿Cómo hacer que tu primer embarazo transcurra lo mejor posible? Todos nuestros consejos para aprovechar al máximo cada momento.

Primer embarazo: ¿qué hacer ante tantos sobresaltos?

Después de la confirmación de un primer embarazo , las emociones de la futura mamá generalmente pasan por todos los estados, desde la alegría hasta el miedo pasando por la duda y la impaciencia. Nada podría ser más normal, porque la llegada de un hijo representa un gran vuelco en la vida de una mujer, en su relación consigo misma y en su pareja.

El primer embarazo es percibido por muchas mujeres como el paso que les permite dejar su papel de hijas para asumir a su vez el de madres. Una muda que puede generar impaciencia, pero también mucha aprensión.

Esperar un hijo también significa ver cambiar tu cuerpo, poco a poco, luego día a día. El cuerpo se adapta al crecimiento de tu bebé, un fenómeno en movimiento que no solo tiene buenos lados. Náuseas, dolores en la espalda, en el bajo vientre, en los pies… ¡Sí, ser madre no es solo buscar el nombre de pila ideal mientras admiras tu barriga para crecer! A nivel hormonal, ciertos cambios también pueden desestabilizarte. Cambios de humor, deseos extraños, sueños sin rabo ni cabeza… Pero tranquila: el embarazo aún te reserva muchas pequeñas y grandes alegrías, como los primeros movimientos del bebé, ecografías donde poder admirar a tu futuro hijo y escuchar los latidos de su corazón. , o sus saltos al sonido de tu voz.

Estos trastornos van acompañados de un cambio de estado de ánimo. Uno no despierta a mamá una buena mañana; el sentimiento materno se construye día tras día, a solas y con el cónyuge. No dudes en compartir cada etapa del embarazo y hablar de tus sentimientos y tu estado de ánimo, con una u otra.

Primer embarazo: las preguntas inevitables

Aunque lleves mucho tiempo queriendo ser madre, atravesar un primer embarazo es una etapa que genera muchas dudas. «¿Qué pasa si el parto no sale según lo planeado?» », « ¿Estoy preparada para ser madre? », « ¿Y si no tuviera el instinto maternal? forman parte de la larga lista de interrogantes que asaltan a la futura madre antes de dar a luz.

Tranquila: todas estas dudas, la mayoría de las madres las tenían antes de tener su primer hijo, pero también para el segundo, el tercero… Ninguna mujer nace madre: cada una aprende en contacto con su bebé, y según las situaciones. De nuevo, no dude en incluir a su pareja y compartir sus dudas y preguntas con ella. Pueden ser una oportunidad para discutir varios puntos, como la distribución de tareas cuando llegue tu hijo, la ayuda con la que puedes contar, el sistema de cuidado infantil al que deseas optar, etc.

Otro consejo imprescindible para vivir tu embarazo con tranquilidad: confía en ti misma y escúchate. Sueño, dieta, actividad física, método de parto, educación: todos los que te rodean tienen una opinión sobre las cosas que hacer y evitar, pero nadie está de acuerdo. Escucha a tu cuerpo y tus deseos, cuídate y no olvides darte un capricho con masajes, sesiones de compras y escapadas con tu pareja.

Vivir un primer embarazo: una cuestión de preparación

Antes del nacimiento de tu primer bebé, parte de tu embarazo se dedicará a preparar su llegada, su guardarropa, su habitación, encontrar el cochecito de parto ideal , la cuna … Si tienes suerte, en parte puedes contar con préstamos o donaciones de ropa y accesorios de madres jóvenes a tu alrededor. También puedes crear tu lista de nacimiento , enumerando todo lo que necesitas, cotizando el modelo preciso, referencias, tallas y colores para evitar duplicidades o sorpresas desagradables. Haga su seguimiento en la tienda y en la tienda para confirmar sus elecciones antes de compartirlo con sus seres queridos. Esto no impide que tú también te diviertas y te enamores de unpeluche colorido o un sujetador adorable.